No existe pirotecnia sin ruido, aunque podemos tratar de hacer composiciones que reduzcan el impacto

La jornada de tarde del foro Tendencias del Carnaval comenzó con retraso y con la presencia de un histórico de las fiestas de Puerto de la Cruz, Ramón Casillas. Pepín, como le conocen en su localidad natal, fue el primer presidente de la Comisión de Fiestas y organizador de los carnavales de la ciudad cuando todavía se denominaban Fiestas de Invierno, además de uno de los impulsores del Festival de Atlántico, junto al decorador de TVE Pedro Bello. La charla con Alexis Hernández se hizo corta al recordar los inicios de la fiesta, pero había que dar paso a los siguientes invitados. El alcalde, Marco González, quiso destacar el valor de este foro como punto de encuentro para poner en común los intereses y anhelos de quienes hacen el Carnaval.



La mesa de trabajo Fuegos artificiales y ruido contó con la presencia de Marco Antonio Toste, experto en pirotecnia; Cristina García y César García de la pirotecnia Hermanos Toste, quienes coincidieron en señalar que no existe pirotecnia sin ruido. “Para que suene menos habría que rebajar los calibres y, consecuentemente, la calidad de la exhibición. Lo que sí estamos haciendo últimamente es composiciones sonoras, rítmicas, que puedan ayudar a reducir el impacto, disfrazadas de melodías”, aseguró César García.


Se puso sobre la mesa el hecho de que de la industria de la pirotecnia viven muchas familias “nuestras empresas proveedoras son más de cien” por lo que, “entendiendo la preocupación de las personas por el ruido, tiene que ser compatible con la diversión de quien es aficionado a los fuegos artificiales y con quienes vivimos de ello”.


Se habló, asimismo, de la evolución que ha sufrido la industria debido a múltiples circunstancias, pero sobre todo por las exigencias de seguridad. “Desde encenderlos manualmente a programarlos como lo hacemos ahora de forma digital, todo ha evolucionado mucho”.


Los grupos, una historia de compromiso fue la última mesa de esta jornada de Foro con la presencia de componentes y ex componentes de grupos del Carnaval como Adrián García, director de Los Trapaseros, Raquel García, directora artística y letrista del Carnaval; Juliana Serrano, diseñadora y artesana artística; José Manuel González, presidente y director de Los Cariocas; y Eliseo Carrillo, director de la Nifu Nifa.



La charla incidió en el esfuerzo, muchas veces desconocido, que supone para los componentes de los diversos grupos comprometidos con dar lo mejor de sí para sumar y contribuir al Carnaval. “Yo todos los años digo, este año me retiro”, aseguró José Manuel Cariocas “pero cuando pasan unos días y has descansado, al final vuelves a entusiasmarte. Tu vida gira en torno al Carnaval”.


Se habló también del desgaste que produjo el Carnaval de junio para todos los grupos, después del parón pandémico, y del miedo a la desaparición o reducción de los componentes de los grupos tras ese paréntesis, aunque todos coincidieron en que el de 2023 va a ser el Carnaval del boom y se observa más interés. “El único peligro es que las nuevas generaciones están más en otras cosas más simples, como las redes sociales, y el sacrificio que supone estar en un grupo no atrae a todo el mundo”, aseguró Raquel García. “Hay que asegurar la cantera transmitiendo el valor de la convivencia, divertirse, la cultura murguera o el conocer personas”, aseguró Adrián García.


Los grupos ya han empezado a ensayar, y los trabajos también están iniciándose en los talleres: “Estamos con prototipos hace mes y medio, pensando ya en el Carnaval”, certificó Juliana Serrano.


La VII edición del Carnaval de Verano de Tenerife que se celebra en Puerto de la Cruz hasta el 11 de septiembre está patrocinada por Centro Comercial Martiánez, Loro Parque, Aqualia, Heineken, Coca-Cola, Grupo Compostelana y colaboran Nest Hostel, Dwo Nopal y Hotel Vallemar.

4 visualizaciones0 comentarios